Sevilla

Sevilla y Alavés medirán fuerzas este sábado a las 18:30h en un partido en el que no se juegan más que terminar la campaña con buen sabor de boca. A noventa minutos de las vacaciones de verano, y con todo resuelto en la clasificación, el choque se antoja un mero trámite exento de la intensidad y el alto voltaje característicos de la última jornada liguera. Un amistoso con tres puntos en juego. La proximidad de la cita mundialista y la irrelevancia del encuentro serán elementos proclives para que ambos técnicos alineen a jugadores menos regulares o hagan experimentos de cara a la próxima campaña.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Con el séptimo puesto asegurado, los locales tratarán de cerrar con una victoria una temporada ambigua con cierto regusto a fracaso. Es cierto que el Sevilla alcanzó los cuartos de final de Champions, territorio inexplorado por la expedición hispalense hasta el momento, y que se plantó en la final de la Copa del Rey, pero la afición no olvida el testimonial papel de los suyos en la competición doméstica y la debacle de la final copera. Con Caparrós la plantilla parece haber recuperado algo de hambre y mordiente, pero el de Utrera ya ha anunciado que no seguirá más allá del encuentro ante el Alavés. Ante el más que probable lavado de cara al que se someterá el equipo en verano, el verdadero aliciente del encuentro recaerá en figuras como Lenglet, Sarabia, Muriel o Sergio Rico, que podrían disputar su último encuentro con la zamarra rojiblanca.
Por parte babazorra, los pupilos de Abelardo buscarán conseguir tres puntos que en absoluto influirán en la imagen ofrecida durante la presente temporada. Instalados en media tabla, los blanquiazules han ido de menos a más gracias a la influencia del entrenador asturiano, que recogió a un equipo sumido en las tinieblas del descenso y lo asentó en la zona noble. Ajeno al reconocimiento mediático, Abelardo ha firmado un torneo memorable en el que no sólo ha conseguido el objetivo, sino que ha armado un bloque solvente, competitivo y seguro atrás.
En el que será su último partido al mando de la nave y, curiosamente, el que le elevará a técnico con más partido en Primera en el banquillo sevillista junto a Manolo Cardo (156), Caparrós podría presentar un once de circunstancia encabezado por Sergio Rico, que volvería a la meta un mes y medio después. Le acompañarían Layún en la derecha, Pareja y Lenglet en el eje, y el recién llegada Arana en el carril izquierdo. La medular la integrarían dos pivotes, N’Zonzi y Roque Mesa, con tres por delante, Sarabia, Sandro y Nolito, y Ben Yedder en punta. Un esquema lleno de pólvora, preparado para convertir un encuentro intrascendente en una fiesta del futbol. Un guateque al que no podrán sumarse Navas, Mercado y Banega, con problemas físicos, ni el sancionado Escudero.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Por parte visitante, y ante las bajas de Siviera, Vigaray, Alexis, Pedraza, Duarte y Medrán, Abelardo deberá improvisar parches para posiciones huérfanas de sus habituales residentes.