Leganes

Las entradas se han agotado para un partido sin prácticamente nada en juego pero que significará el final de la época del garitanismo pepinero. El técnico vasco y el capitán disputarán su último partido con en Leganés ante su público y tras completar una la mejor temporada de la historia del equipo madrileño. El Betis buscará la quinta plaza y deberá esperar un pinchazo del Villarreal ante los innombrables, además de que intentará ayudar a Rubén Castro a convertirse en el máximo goleador verdiblanco. El delantero podría jugar sus últimos minutos con el club de sus amores.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Garitano se sentará por última vez como técnico local en Butarque. Dirigirá el encuentro dando minutos a jugadores que han participado menos y disfrutará de la despedida de su capitán. Tanto Mantovani como Garitano son los únicos que sobreviven de aquel equipo de Segunda B que en cinco años se han consolidado en Primera y han alcanzado las semifinales de la Copa del Rey. El único ausente será el otro capitán, Szymanowski sigue recuperándose y será uno de los artífices del nuevo Leganés que arrancará en breves con un nuevo técnico y mayor presupuesto.
Setién quiere acabar lo más alto posible y no regalará nada en la última jornada. Todavía no sabe si colocará de titular a un Rubén Castro que podría despedirse de verdiblanco sobre el terreno de juego. Esta a un solo gol de superar a Poli Rincón y espera aprovecharse de esta oportunidad en una jornada sin mucho en juego y con su futuro nada claro.
Tanto Leganés como Betis podrían escalar una posición liguera si sus rivales pinchan aunque eso sea lo de menos. Butarque vivirá una verdadera fiesta para despedir al mejor entrenador de su historia y con la ilusión de encontrar un tipo parecido para lo que supondrá su tercera campaña en la mejor liga del mundo.
Un proyecto acaba y el otro se consolida. El Betis ha encontrado un estilo de juego y los resultados han acompañado, quedando por encima de sus vecinos sevillanos y ganándose el derecho a disputar competición europea tras varios años de ausencia.
Todo el papel esta vendido para acoger un torrente de emociones en la última jornada con los deberes hechos por ambas escuadras y con la única meta de que los menos habituales demuestren que merecen más minutos la temporada venidera.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Con poco fútbol, polémica y goles, Butarque echó el telón a LaLiga y despidió a tres mitos para sus aficiones. Asier Garitano, Mantovani y Rubén Castro dijeron adiós en un estadio convertido en plató de cine, donde se rodó la última película del curso para dos aficiones ahítas de felicidad tras un año repleto de satisfacciones.
Como la despedida de Scarlett Johansson y Bill Murray en la oscarizada Lost in Translation, con susurros al oído y entre la multitud, los tres símbolos de ambos equipos se despidieron. Los dos primeros brindaron un último triunfo a su gente, y el atacante canario, pese a su titularidad, sin alcanzar su último gran objetivo: igualar o superar a Rincón como máximo goleador histórico del Betis en Primera.