El Marsella

El Athletic sacó su paupérrimo juego desplegado en Sevilla el sábado pasado y ahí continúan, en esa espiral. Iago Herrerín sostuvo al equipo, con un gran poderío con sus paradas. Yeray, descomunal, salvó en varias ocasiones las muebles. En ataque, Aduriz desde los once metros puso algo de suspense para la vuelta. En caso de que hubiera, dentro de siete días el Athletic tendrá que remontar los dos goles de desventaja que se traen de Francia. Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
40 segundos, 40. Eso fue lo que tardó el Marsella en marcar el primer gol del partido. Se encontró el premio Lucas Ocampos tras una jugada de uno de sus mejores jugadores, Thauvin. La defensa se quedó en el vestuario. No pudo haber un principio peor para los rojiblancos. Tenía la pelota el Olympique, que en el minuto 13, tras un mal despeje de Etxeita, Payet encontró el premio y ponía tierra de por medio. El Athletic de la Liga apareció en Europa. Casi como un déjà vu del partido anterior, el del Ramón Sánchez Pizjuán.
El balón, al igual que las ocasiones más claras, eran del equipo francés. Herrerín salvó el tercero, mientras que el Athletic no conseguía llegar a la meta defendida por Mandanda. Justo cuando el descanso asomaba, el árbitro portugués señaló una más que dudosa pena máxima tras dar el balón en la mano a Adil Rami. No da lugar a duda. El colegiado se inventó un penalti para meter al Athletic de lleno en la eliminatoria. Un Aduriz, que fue duda hasta última hora, transformó desde los once metros. Con el resultado de 2-1, se llegó al descanso.
Con la reanudación, Ziganda no debió dar bien las consignas de que no se podía repetir la salida como en la primera mitad. El Marsella fue a por el tercero. Y lo consiguió. Lucas Ocampos consiguió batir de nuevo a Herrerín por segunda vez en la noche. No pudo hacer más el meta bilbaíno, uno de los mejores del partido por parte de los visitantes. Tras el gol, el Athletic cruzó los dedos para que no cayeran más en el saco. El portero tuvo gran culpa de ello, que repelía todo lo que le llegaba.
El resultado deja todo abierto para la vuelta. El gol de Aduriz puede valer oro dentro de una semana en San Mamés. Para empezar, lejos hay que dejar las ganas y la actitud de los últimos partidos, ya que sí se sale como hoy, el Marsella sentencia a las primeras de cambio. El milagro, que será más necesario que nunca, se podría quedar en eso: un milagro.
FICHA TÉCNICAEncuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Ol. Marsella (3): S. Mandanda; Rolando, A. Rami, J. Amavi, H. Sakai, Luiz Gustavo, M. Lopez (B. Sarr, min. 86), L. Ocampos, D. Payet, F. Thauvin (C. N’jie, min. 62) y V. Germain (A. Zambo, min. 71).
Athletic Club (1): I. Herrerín; X. Etxeita, Yeray, M. Balenziaga (I. Lekue, min. 69), Ó. De Marcos, Beñat, M. San José, Raúl García (M. Vesga, min. 78), M. Susaeta (I. Córdoba, min. 62), I. Williams y A. Aduriz.